Recetas de marisco – Mariscos Currás e Hijos

Recetas de marisco, productos gallegos. En nuestro recetario indicamos las pautas más importantes y esenciales para conseguir una buena cocina y una buena experiencia. Incluimos los tiempos de cocción de los crustáceos, y atendiendo a su tamaño y a la textura de su carne, cada especie presenta un tiempo de cocedura determinado:

-Percebe, Camarón.  Cómo cocinar crustáceos

-Centolla y Buey. → Cómo cocinar crustáceos

-Langosta y Bogavante.  Cómo cocinar crustáceos

-Nécora. Cómo cocinar crustáceos

Importante: El crustáceo, conocido popularmente como marisco de patas, se prepara atendiendo a los tiempos de cocción según el tamaño de la pieza. Si ésta se mueve, utilizaremos agua fría y sumergimos el marisco a cocer. Si por el contrario no se mueve, entonces esperamos a que el agua hierva y una vez en ebullición metemos el marisco.

Recetas de marisco con indicaciones para los tiempos de cocción del marisco de patas

Visite nuestro recetario de marisco

Incluiremos además recetas de todos los crustáceos que se preparan también en platos más elaborados como guisos, y en acompañamiento de platos diversos como salpicones, ensaladas, cremas y sopas.

Los moluscos también están incluidos en nuestro recetario de productos gallegos. En el cual diferenciaremos los que se someten a una simple cocción, es decir, el comúnmente llamado «marisco al vapor», como es el caso de los berberechos y los mejillones, y los moluscos que se cocinan en guisos, en acompañamiento de salpicones, sopas y en arroces, como son las variadas almejas y las navajas. No debemos olvidar que también los berberechos y los mejillones aportan un sabor especial a los platos más elaborados.

-Berberechos y Mejillones. →Cómo cocinar moluscos

-Almejas. → Cómo Cocinar Moluscos

-Navajas y Ostras. → Cómo cocinar moluscos

Recetas de marisco de concha con pautas para lavarlo y cerciorarse de que está listo para cocinarImportante: Debemos pasar ligeramente bajo el agua del grifo este marisco para cerciorarnos de que todas las piezas están limpias y frescas. Al mismo tiempo cuando reciben el agua tenemos que mover los moluscos con la mano. En caso de encontrar abierta una pieza y al oprimirla no se cierra, debemos tirarla.